60: 7 Cosas que Debes Pedirle a Dios

Es bueno siempre tener en cuenta que Pedir a Dios es símbolo de reverencia, de reconocimiento a su grandeza. Al hacer este acto, indica, en primera instancia, que Él es el primero al que tomas en cuenta para todo que necesites en tu vida.

Pedir a nuestro señor no es un acto de avaricia; siempre y cuando tu petición este orientada a la buena fe y estén llenas de una convicción genuina aunado a una fiel convicción de que pedir a Dios es un acto de humildad y reverencia, y, por ende, tus motivaciones tienen que ser cónsonas con eso.

Para escuchar este episodio toca aquí👇

1 -Perdón de nuestros pecados

-Mateo capítulo 6: 12 Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.

Lucas capítulo 11:4 Y perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todos los que nos deben. Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal.

Para ir en el camino de nuestro Señor, es importante ir libre de deudas.  Esas deudas que se relacionan con optar por volver a su camino, a sus leyes divinas. En este sentido para avanzar en la vida, en nuestras metas, es prioritario pedir perdón, así como también perdonar a nuestros semejantes.

2 – La Fe

Lucas capítulo 17-5 Dijeron los apóstoles al Señor: Auméntanos la fe.

 La fe no se trata de cantidades. La fe se trata de perseverancia en eso que crees, en cultivarlo cada día con amor, para que poco a poco se extienda a más y más personas.

Cuando los apóstoles hacían esa petición Jesús les explicó el poder de la semilla de mostaza: una semilla muy pequeña que cultivándola con amor da origen a un gran árbol. Así es la fe, su fuerza no depende del tamaño o la cantidad; depende de cómo se cultive… de lo que nosotros somos capaces de creer.

3- Espírito Santo de Dios

 Lucas 11: 13 Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?

 Nunca es bueno dudar de la voluntad de Dios. EL siempre estará dispuesto en darle a sus hijos el Espíritu Santo, en derramar su espíritu sobre nosotros. En este punto, el problema no radica en si Dios tiene la voluntad, sino más bien en si nosotros estamos capacitados en recibirlo. Y en este escenario debemos prepararnos en el camino de la fe para poder recibirlo.

4-Fortaleza para enfrentar tus problemas

 Filipenses capítulo 4: 13Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

 Esta es nuestra mayor fortaleza. Cristo nuestro Señor nos da la fortaleza para poder afrontar cualquier dificultad. Cuando nos sintamos débiles, perdidos y angustiados por diversas vicisitudes que nos pueda presentar la vida, nuestro Señor siempre estará ahí para protegernos y guiarnos en el camino.  De este modo, seremos invencibles.

5-Paz mental y tranquilidad

Filipense capítulo 4:6-7

Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

 Mujer, siempre, vayas donde vayas, sea cual sea la situación que puedas estar viviendo, Él estará de tu lado. Siempre al ir de la mano de su palabra, de ir en su camino de fe, podrás encontrar la paz y tranquilidad que tanto necesitas.

6- Sabiduría para tomar buenas decisiones

Santiago capítulo 1: 5 Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.

La sabiduría hay que pedirlo a diario. La oración es importante, nos permite conectarnos directamente con nuestro Señor. Él será nuestra guía en nuestros pasos para así poder tomar la mejor de las decisiones en nuestras vidas.

7.-Ayuda a Dios para satisfacer tus necesidades

Mateo capítulo 6:11 El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy.

Nuestra vida gira alrededor de nuestro Dios. El bendice nuestra vida cada día. El tomar en cuenta que Él está en cada espacio, en cada paso que damos, es hacer reverencia a su poder. Es aceptar con humildad todo lo que él tiene para darnos.