59: ¿Te atreves a pedirle a Dios en Grande?

En las sagradas escrituras podemos encontrar versículos que nos invitan a no preocuparnos porque nuestro Señor nos proveerá de las cosas que necesitemos. Esto es una verdad que sin duda alguna no se puede discutir. De igual manera podemos encontrar versículos que nos indican las bondades de conectarnos por medio de la oración y pedir a nuestro Señor.

Muchas personas suelen confundirse por esto que al inicio puede parecer una contradicción, y optan por no pedir a Dios asociándolo a un acto de humildad; pensando que el pedir puede ser avaricia, pero nada más alejado de la realidad: lo que determina su funcionalidad es el propósito de esa petición.

Pedir a Dios significa reconocer que dependemos de Él para todas las cosas. Es un acto de gratitud infinita.

Pedir a Dios no es dejar de hacer las cosas. No es avaricia. Este acto de gratitud es un reconocimiento al Señor que grande y poderoso. Las peticiones, siempre y cuando su propósito sea genuino en la fe, no tienen que tener límites.

Para escuchar este episodio toca aquí 👇

7 escrituras para pedir en Dios en grande

  1. Mateo 7: verso 7-8

7Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá.

 8Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abre.

  • Santiago 1: verso 5-8 

Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.

Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra.

No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor.

El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos.

  • 1 de Juan capítulo 5:  verso 14-15

14 Y esta es la confianza que tenemos en él, que, si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye.

15 Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.

  • Mateo capítulo 21: verso 22 

22 Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis.

  • Juan capítulo 5: verso 7

Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho.

  • Juan capítulo 14: 13-14

13 Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.

14 Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré.

  • Efesios 3: capítulos 20

20 Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros

Es importante pedir a Dios. Hacer ese reconocimiento de su extensa bondad. Pero estas peticiones deben estar fundadas en la fe. Si dudas de lo que quieres, si dudas de lo que mereces tú y tu familia, también estarás dudando de su poder infinito.

Cada día nos encontramos con retos en la vida. Cada día vamos construyendo nuestros sueños; si estamos conscientes de su amor por nosotros, de su amor por sus hijos; sabrás que no debes ponerte límites y así atreverte a soñar en grande y avanzar de la mano de nuestro Señor.