34: Razones para Establecer un Presupuesto Familiar

Proyectar y planifica es de sabios

Lamentablemente uno de los factores más comunes en los divorcios y fuertes problemas familiares están relacionados con las finanzas. La economía familiar y personal son de suma importancia, puesto que sin una estabilidad económica que nos permita mantener un balance en nuestras vidas, el camino puede resultar un poco tormentoso sino se trabaja con sabiduría.

La planificación de las finanzas familiares debe ser siempre una de las prioridades en la vida de las personas. Sin una planificación que te ayude a proyectar un escenario financiero real que va de la mano de tus sueños… es casi imposible avanzar.

El no tener un presupuesto producto de la planificación financiera; es un error grave para tu economía.

¿Por qué hay que pensar en un presupuesto para nuestro futuro?

Todos los entes financieros públicos y privados para establecer una relación económica exigirán un presupuesto bien organizado. Los presupuestos son el reflejo de una economía sana. Una visualización clara de cada paso de esa realidad económica que se quiere consolidar.

Al tener conciencia que el dinero no es un enigma complejo para nosotras las mujeres, y que además comprendamos la importancia de superar las deudas, incluso, planificar para no endeudarse… estamos avanzando en la construcción de una economía familiar y personal estable.

Ahí es donde el presupuesto agarra su justo valor. El presupuesto es una herramienta de planificación que te ayudará a controlar tus gastos, de dará mayor conciencia de cómo trabajar con las deudas proyectando- organizadamente-, tus ahorros.

5 razones para tener un presupuesto

Siempre es importante encontrar la razón espiritual que te motiva para impulsar tus proyectos. Esta primera motivación tiene que ver con la importancia de garantizar una estabilidad económica para ti y tu familia en el futuro, y además te sorprenderás que al hacerlo también ahorrarás a nuestro Señor.

  1. Un presupuesto te ayuda a dar a Dios desde el principio. Proverbios 3:

9: Honra a Jehová con tus bienes, y con la primicia de todos tus frutos. Por más que tengamos las ganas de otorgar ese 10 % que la biblia nos instruye que le pertenece a nuestro Señor, si no hay planificación que así lo garantice puedes fallar fácilmente. Al tener un presupuesto al día tendrás garantizado en dar la primicia de tus frutos a Dios.

  1. Un presupuesto crea un espacio que te permite mayor movilidad. En la vida cotidiana pueden surgir eventualidades como el reparar el auto u algún otro elemento inesperado que amerite una inversión de dinero. Si no estás planificada, si no posees un presupuesto, ese pequeño inconveniente se puede magnificar rápidamente. Al tener tus gastos bajo una estrategia que se vea reflejada en un presupuesto bien organizado, estos inconvenientes pueden ser controlados con mayor eficacia sin perturbar la tranquilidad de la familia.
  1. El presupuesto te ayuda a planificar el futuro de tus seres queridos. Además de brindarte la oportunidad de ordenar con eficiencia tu plan de jubilación, hay muchas otras realidades que son inherentes a ti como parte principal de un núcleo familiar: la universidad de tus hijos, incluso, proyectando realidades económicas que puedan tocar a nietos o bisnietos. Planificar tus finanzas es construir un camino de estabilidad para los seres más queridos.
  1. Un presupuesto bien organizado te permite multiplicar tus ingresos. Gastar todo lo que tenemos no es de sabios. Con buena asesoría financiera puedes tomar decisiones sabias para que tus cosechas se multipliquen.
  1. Un presupuesto te puede ayudar a establecer un ejemplo de mayor dominio. Al tener la cultura ahorrativa, de planificación y acumulación responsable, estarás dejando un valioso legado a tus hijos. Este es un valioso ejemplo que se debe atesorar. Con él estarás garantizando que próximas generaciones sigan cultivando este buen habito que se verá reflejado en abundancia para toda la familia.