27: Sueña para Cambiar la Vida de los Demás

 ¡Impacta otras vidas atreves de tus sueños!

Los sueños no solo pueden abrirte camino a ti misma, tus sueños pueden generar cambios y transformaciones significativas en diferentes ámbitos de tu entorno social.  Mientras más grande es tu sueño, más grande puede ser el impacto que generes en la sociedad.

En la historia podemos observar cómo diferentes hombres y mujeres -que desde sus sueños e inventiva-, lograron cambiar el rumbo de las concepciones de muchas cosas que hoy son de suma utilidad para la sociedad.

Escucha el episodio aquí 👇

Recuerda que Dios quiere que sueñes, Dios sabe que todos tenemos un propósito, y si ese propósito va siempre de la mano de Dios, esto se verá multiplicado en bendiciones para ti y para muchas más personas.

Para no dejar que situaciones externas nos afecten y dejemos engavetados nuestros sueños, te comparto tres ideas fundamentales para iniciar la toma de conciencia en relación a la importancia de los sueños en tu vida y en la vida de muchas más personas.

Iniciemos desde ya la transformación de nuestros pensamientos para trabajar en función de nuestros sueños.

1. Dios quiere que sueñes:

Es posible que en el camino de nuestras vidas nos hayamos encontrado alguna persona que cuestione la importancia de los sueños de nosotras las mujeres. Estos argumentos pueden estar “supuestamente” sustentados en la palabra de Dios o en supuesto “deber” que tenemos signado las mujeres sin mayor posibilidad a cambios o transformaciones.

Como mujeres podemos y debemos ser el pilar de nuestros hogares y mantener un hogar en armonía con nuestro Señor, pero esto no es y no debe ser una limitante para soñar y crear tu propia realidad.

¿Por qué? Muy sencillo: Dios en el propósito que tiene para ti, quiere impactar la vida de otras personas por medio de tus sueños. Por eso Dios quiere que sueñes, porque tienes el poder de impactar y bendecir otras vidas.

2. ¡Buena compañía, buena conversación!

1 Corintios 15:33: “No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres”.

Partiendo de lo que nos dice la Biblia podemos construir una premisa: las buenas compañías promueven buenas conversaciones.

Cuando soñamos promovemos lo positivo, si tienes tus sueños bien diseñados, estos serán parte de tus conversaciones principales. Al estar concentrada en hacerlos realidad, buscarás crecer cada día más y llegarás al punto de ser motivación para otras personas.

Esto te abrirá espacios con personas que quieren buscar sus sueños y también te acercarán a personas que ya van adelantadas en ello. En resumen, mantendrás el foco y te relacionaras con personas que busquen hacer el bien, así como tú.

3. Soñar te acerca al cielo:  

Si te llega la desesperación, si el desánimo toca tu puerta, si el cansancio es fuerte recuerda: Dios acciona su mano poderosa para impactar tu vida y la de los otros. Él quiere bendecir y multiplicar esa bendición por medio de tus sueños.

No pierdas nunca la fe y sigue construya tus sueños, has que ese sueño sea una realidad e impacta de vida de muchas personas. 

Tus sueños son el trampolín que te harán llegar tan alto que te acercan al cielo.