14: 7 Consejos para Mantenerte Motivada Todos los Días

Ánimo 

El desánimo desactiva nuestra voluntad. Nos podemos ver envueltas en una emoción muy negativa que nos congela la acción. Eso es completamente desfavorable para nuestro bienestar emocional.

Hay un recurso importante al cual podemos acudir como referencia en relación a superar este tipo de situaciones -en este caso hago referencia a la Biblia- ahí podemos encontrar historias fantásticas de muchos personajes que con su voluntad superaron dificultades y salieron victoriosos. 

En esta ocasión hago referencia a la historia del Rey David expresada en los siguientes Salmos:

Salmo 48:5

¿Por qué te abates, oh alma mía,
Y te turbas dentro de mí?
Espera en Dios; porque aún he de alabarle,
Salvación mía y Dios mío.

Salmo 48:8

Pero de día mandará Jehová su misericordia,
y de noche su cántico estará conmigo,
y mi oración al Dios de vida.

David experimentó el desánimo en varias ocasiones. Sin embargo, con decisión logro ponerse en acción y superar este obstáculo con determinación. 

Tomando como referencia a este personaje tan significativo de las escrituras les expongo algunas herramientas importantes para superar el desánimo y volver a la acción:

7 claves para estar motivadas

1 Enfócate en lo que debes hacer:

Dar enfoque a lo que buscas te permitirá tomar nuevamente camino y centrar tus energías en la acción. Tal y como David reaccionó frente a estas situaciones; él se preguntó, como una forma de reflexión sobre el motivo de su desánimo, pero su reacción no fue divagar en una respuesta en el plano mental o imaginario. Por el contrario, se centró en buscar las acciones que le iban a permitir salir de esa situación y accionar para generar una transformación. 

Estar motivada es la consecuencia natural de trabajar cada día en nuestro propósito y nuestras responsabilidades.

Es un error pensar que primero debemos sentirnos motivadas para luego tomar acción. ¡No! es totalmente lo opuesto: la acción es lo que te va a inyectar la motivación para continuar con lo que debes cumplir. ¡haz lo que tienes que hacer y vas a estar motivada!

LOS RESULTADOS DE TUS ACCIONES CORRECTAS SON TU PRINCIPAL MOTIVACIÓN.

2 Habla siempre en positivo:

Es importante que monitorees el cómo desarrollas tu discurso al momento de comunicarte. Las palabras están llenas de contenido. Y este contenido tiene un significado importante que nuestro cerebro interpreta, y en función de esa interpretación, reaccionará enviando señales por medio de nuestras emociones.

Las palabras son poderosas. Hay un libro -que les recomiendo revisar- que se titula “Las Palabras pueden Cambiar tu Cerebro” que explica cómo reacciona el cerebro frente a las palabras, por ejemplo: cuando escucha el “no” al inicio de cualquier frase, empieza a liberar cortisol que es la hormona del estrés y que nos pone alerta, en cambio cuando escucha un “sí” libera dopamina que es la hormona del bienestar y la recompensa.

Hablar siempre en positivo generará una transformación importante en ti y te permitirá abrir nuevos caminos.

3 Cuida tu descanso:

Un cerebro cansado no función bien. El agotamiento nubla tu juicio. En este sentido debes procurar descansar para poder establecer un mejor criterio. El descanso es un ejercicio importante. Toma pausa y concéntrate en las cosas que estimulen en ti un bienestar al recordarlas. Nuestros pensamientos determinan en un gran porcentaje nuestros estados de ánimo.

4 Escucha música que te motive:

La música es un activador de emociones. Es importante escuchar música que te ayude a salir de esa desmotivación. Puedes encontrar en las canciones todo tipo de letras y mensajes; escucha aquella que haga despertar en ti un sentido positivo ante la vida. Evita escuchar canciones que sean un culto a la tristeza y selecciona aquella que te puede ayudar a recuperar el ánimo.

5 Lee historias que te motiven:

Las historias de personas que han superado contradicciones o que simplemente han logrado llevar una vida optima producto de una vida basada en acciones que le permitieron avanzar. Este tipo de historias, al igual que la música, estimulan tu cerebro y te permiten observar con mayor motivación nuevos escenarios. Procura que todo lo que veas sea de total inspiración para ti.

6 Cuida tu aspecto físico:

Con el mismo cuidado con el que debemos atender nuestras emociones, nuestra apariencia también es fundamental.

Muchas veces nuestro estado de ánimo se ve reflejado en el cómo nos cuidamos o cómo nos atendemos a nosotras mismas. Poner atención a ese detalle no es cuestión de banalidad, es amor propio.

7 Ora todos los días:

Has de la oración una parte importante en tu vida. Antes de comer, de asistir a una reunión… acude a Dios. La oración es la forma más genuina de conectarte con él.

Establecer continuamente esta conexión te llenará de energía y te dará la fortaleza que necesitas para sentirte nuevamente animada y avanzar en tu camino.