113: Cómo vencer la sobrecarga

En el episodio pasado explicamos que era la sobrecarga y cuál es su impacto en el mercado laboral de hoy en día.

Y sobre todo hicimos énfasis en como la sobrecarga afecta a las mujeres en mayor medida a causa de las altas expectativas que se tienen sobre cada una de nosotras.

Que, si debemos ser unas amas de casa de lujo, madres, modelo, inversoras, grandes empresarias, dueñas de un estilo incomparable y sumamente independientes cargando el mundo a nuestras espaldas.

Lo que nos ha llevado a en ocasiones intentar estar en más de un lugar a la vez, intentando acaparar más tareas de las que podemos realizar y llegando a sobrepasar nuestros límites para conseguir alguna meta importante dentro del mundo laboral.

Si nos ponemos a pensar, esto no tendría nada de malo si nuestra vida no se convirtiera en un infiero gracias a la sobrecarga.

Fatiga, cansancio, falta de interés, tensión, estrés y cambios de humor constantes, solo son unas de las señales que nuestro cuerpo envía al exterior para avisarnos que estamos sobrecargadas. Y que debemos hacer algo al respecto.

Por esa razón el día de hoy quiero hablarte sobre 3 principios básicos para evitar caer en la sobrecarga y también quiero darte 3 consejos para salir ella, si es que ya la estás sufriendo.

3 Principios Básicos para Evitar Caer en la Sobrecarga

1- Aprende límites

Hoy en día lo único que escuchamos es que debes ponerle limites a las demás personas, que no se metan en tu vida, que no se sobrepasen contigo, etc. etc.

Pero nadie te dice que hay limites que debes establecer tu misma contigo misma hacia los demás, nadie llegara hacia ningún lugar al que no le permitas pasar.

Debes entender cuáles son tus limitaciones y resolverlas poquito a poquito, no te esfuerces de más cuando no puedas lograr algo, tomate tu tiempo, mejora y con el tiempo lo que antes parecía posible se convertirá en un juego de niños.

2- Sé tu mejor aliada

No hay persona en el mundo que te conozca mejor que tu misma, aprende cuando es bueno detenerse, descansar para luego seguir avanzando.

La persona que más cuidara de ti a lo largo de tu vida eres tú, por tal razón debes ser tú la que se detenga en el momento que estás por caer en un exceso.

Si aprendes a ser tu propia mejor aliada, no sufrirás de sobrecarga jamás.

3- Aprende el valor del tiempo

Sin importar las circunstancias en las que te encuentres el tiempo siempre avanzará de la misma manera, 1 segundo será un segundo, y lo mismo sucederá para los minutos y las horas.

Aprende a marcarte tu propio tiempo para cada cosa, aléjate del sentimiento que el tiempo se agota, y empieza a vivir la vida de la forma más saludable para ti y tu tiempo.

Porque todos funcionamos a una diferente frecuencia, que no está establecida por ningún reloj, ni por ningún horario.

Antes de continuar con nuestra agradable lectura, me gustaría preguntarte: ¿Qué límites te has puesto a ti misma para evitar la sobrecarga?

Me encantaría leer tu respuesta a esta pregunta, en la caja de comentarios.

Terminando con la anterior, continuemos nuestra lectura.

3 Consejos Básicos para Salir de una Sobrecarga

1- Haz una lista de responsabilidades

Enlista todas las cosas que estás haciendo en tu vida, y elige un orden de importancia teniendo en cuenta el valor que aportan a tu vida diaria.

Una vez tengas la lista, intenta empezar a realizar las el orden que has elegido, y enfoca la mayor parte de tu energía en las más importantes.

De esta manera podrás darte cuenta de que no todo en tu vida necesita que diez el 100% para hacerse de la manera correcta.

2- Empieza a dedicarle menos tiempo a ciertas tareas

De a poco debes ir restándole menos tiempo a esas tareas menos importantes que listaste anteriormente.

Como ya mencionamos en el punto anterior, no toda actividad que realices requiere que des el 100%.

Debes asegurarte que este proceso se realice de forma progresiva, ya que ningún extremo es algo bueno, por tal razón eliminar de forma completa el tiempo extra que le dedicabas a tareas de menos valor, sigue siendo otra forma de sobrecarga.

3- Utiliza el tiempo libre para ti misma

Ahora que posees mayor tiempo libre en tu vida, debes dedicarlo únicamente para ti y tu bien estar.

No sirve de nada si remplazas una actividad por otra aún más exigida, debes utilizar este tiempo extra para relajarte y concentrarte en ti misma, solamente de esta manera podrás salir de una sobrecarga de la forma más correcta y sana posible.

Por último, me gustaría agradecer a todas esas mujeres, que decidieron invertir un par de minutos de su vida leyendo este artículo con nosotras.